Buscar
Universidad de Sevilla

La US reclama a la Consejería de Educación que no paralice las prácticas de los estudiantes del Máster de Secundaria

08/12/2014
La vicerrectora de Estudiantes, Pastora Revuelta, la vicerrectora de Posgrado, Carmen Vargas, y el vicerrector de Ordenación Académica, Miguel Ángel Castro, han mantenido este martes una reunión con los estudiantes del Máster Universitario en Profesorado en Enseñanza Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas de Idiomas (MAES).

En este encuentro se ha informado de forma detallada de todas las gestiones realizadas y se ha respondido a todas las preguntas y dudas del alumnado.

 

La Universidad de Sevilla no se opone a que los tutores de las prácticas sean gratificados por la Administración Autonómica, pero considera de dudosa oportunidad y legalidad la fórmula de retribución económica propuesta por la Consejería de Educación. La US seguirá trabajando con la Consejería de Educación para garantizar a todos sus estudiantes del MAES la realización de prácticas durante el curso 2014/15, aunque haya que modificar el calendario inicialmente previsto.

 

La Universidad de Sevilla reclama a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte que desarrolle el proceso de asignación de las prácticas obligatorias a los estudiantes del Máster Universitario en Profesorado en Enseñanza Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas de Idiomas (MAES) en centros educativos públicos, actualmente paralizadas por la Consejería, aunque se siga trabajando con las universidades públicas andaluzas en el convenio de colaboración que regula el practicum del alumnado de titulaciones universitarias relacionadas con el ámbito educativo.

 

El anterior convenio marco de colaboración sobre prácticas educativas fue denunciado por la Universidad de Sevilla en diciembre de 2013 al entender que la fórmula de compensación económica para los tutores ofrecía serias dudas de oportunidad y legalidad, de lo que se había advertido reiteradamente.

 

Las diez universidades públicas andaluzas llegaron a un nuevo acuerdo el pasado verano con las consejerías de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo; y de Educación Cultura y Deporte. En la cláusula novena del convenio pactado entre los rectores y los dos consejeros, se estipulaba que la labor de los tutores y tutoras del practicum sería acreditada y reconocida por las universidades en sus baremos de contratación y por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte en los procedimientos de provisión de puestos docentes y de promoción profesional.

 

Asimismo, las universidades establecerían distintas compensaciones a los tutores de los centros públicos, como el acceso a sus instalaciones culturales, deportivas y bibliotecas en las mismas condiciones que los miembros de las respectivas comunidades universitarias. En modo alguno el convenio consensuado el pasado mes de septiembre recogía gratificaciones económicas.

 

Sin embargo, hace dos semanas la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía envió a las universidades para su firma un nuevo documento que alteraba tanto el fondo como la forma del acuerdo logrado meses antes. El nuevo texto apartaba del acuerdo a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo; y ya no era un convenio marco entre las diez universidades, sino un acuerdo bilateral con cada una de ellas. Además, introducía, sin previo aviso ni conocimiento de las universidades, una cláusula obligando a abonar retribuciones económicas a los tutores de las prácticas, que se añadía a las compensaciones en servicios antes descritas. En la reunión de la Comisión Académica del Consejo Andaluz de Universidades celebrada el pasado 2 de diciembre, se expresó sorpresa por este proceder y se reclamó al Secretario General de Universidades la intervención del Consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo para reestablecer la normalidad en el proceso.

 

La Universidad de Sevilla sigue insistiendo en los reparos de oportunidad y legalidad de las gratificaciones económicas tal como se plantean.

 

Prohibición estatal de pago a tutores

 

Existen dos normas, una estatal y otra autonómica, que regulan la tutorización de prácticas y en modo alguno establecen este tipo de compensaciones. El Real Decreto 592/2014, de 11 de julio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte sobre prácticas académicas externas de los estudiantes universitarios, dice en su artículo 12: el tutor académico de la universidad tendrá derecho “al reconocimiento efectivo de su actividad académica en los términos que establezca la universidad, de acuerdo con su normativa interna, sin que de dicho reconocimiento puedan derivarse en ningún caso efectos económico-retributivos”.

 

Igualmente, la Orden de 28 de septiembre de 2011 de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, reguladora de los módulos profesionales de formación en centros de trabajo, dedica su artículo 31 al reconocimiento de empresas y tutores laborales. Sobre estos últimos señala textualmente: “Los tutores o tutoras laborales recibirán una certificación en la que se acredite su colaboración en el desarrollo del módulo profesional de formación en centros de trabajo”. Para nada fija retribuciones monetarias, que ahora reclama para sus propios empleados.

 

La Universidad de Sevilla no se opone a que los tutores de las prácticas educativas sean reconocidos y recompensados por su importante labor. Sí manifiesta sus objeciones a la fórmula de retribución económica propuesta por la Consejería de Educación, por cuanto implica que sus empleados percibirían emolumentos de dos administraciones distintas por labores realizadas en su centro y horario habituales de trabajo, que fija la propia Consejería. 

 

Nuestra universidad mantiene acuerdos similares con otras administraciones e instituciones públicas, como el Poder Judicial o el Servicio Andaluz de Salud, y también convenios con corporaciones, empresas y entidades privadas para ofrecer prácticas curriculares a sus estudiantes de títulos oficiales. Son más de 12.000 los estudiantes de la US que realizan prácticas cada año gracias a estos acuerdos. De ellas más de 10.000 son prácticas curriculares de Grado o Máster, 7.000 de las cuales son obligatorias de acuerdo a la Ley, como sucede en el MAES. Al igual que ocurre con las prácticas clínicas obligatorias en el ámbito sanitario, las prácticas educativas obligatorias deben ser objeto de un alto acuerdo de colaboración entre administraciones para permitir que se puedan desarrollar en los servicios públicos, garantes de la igualdad de oportunidades en la formación y la prestación de esos servicios.

 

La Universidad de Sevilla quiere expresar su agradecimiento a todas las personas que colaboran como tutores de las prácticas de nuestros estudiantes, pero entiende que se sentaría un grave precedente, de difícil justificación ante la sociedad, si unas administraciones exigen a otras gratificaciones para empleados públicos para materias en las que están obligadas legalmente a colaborar por normas emitidas por los propios gobiernos; gratificaciones que, por otro lado, no reclaman los agentes privados.

 

Garantía de las prácticas y reunión con estudiantes

 

La Universidad de Sevilla seguirá trabajando con la Consejería de Educación para garantizar a todos sus estudiantes del MAES la realización de prácticas durante el curso 2014/15, aunque tenga que modificarse el calendario inicialmente previsto.

Fuente: 
Dirección de Comunicación

Noticias en portada

Síguenos en...

Facebook Twitter Youtube Google+ Flickr Linkedin Instagram RSS