Buscar
Universidad de Sevilla

Bacterias y algas para emitir luz

10/03/2015
La Universidad de Sevilla ha patentado el procedimiento de cultivo las bacterias Vibrio fischeri y las algas Pyrocystus fusiformis para configurar dispositivos bioluminiscentes que emitan luz son consumo eléctrico, con aplicaciones en iluminación ambiental y señalización.

La invención consiste en un procedimiento de obtención de dispositivos de iluminación ambiental mediante el uso de poblaciones de micro-organismos bioluminiscentes que emiten luz sin consumo eléctrico y sin dañar al medio, utilizando para ello bacterias de la especie Vibrio fischeri y micro-algas bioluminiscentes Pyrocystis fusiformis. La bioluminiscencia es un fenómeno muy extendido en todos los niveles biológicos (bacterias, hongos, gusanos, insectos, etc.) y consiste en la emisión de luz que ciertos organismos vivos son capaces de generar, generalmente mediante fotoluminiscencia o quimioluminiscencia.

 

La novedad fundamental de esta patente radica en el procedimiento de obtención de dispositivos de iluminación ambiental, aprovechando las cualidades lumínicas que presentan los micro-organismos con los que se trabaja, para producir luz de forma natural sin consumir energía eléctrica y sin emitir residuos nocivos para el medio. Estas dos características son las ventajas que ofrece con respecto a sistemas de iluminación tradicionales. Además, esta invención presenta diseños de geometrías construídas con materiales biodegradables y/o reciclados, que albergan poblaciones de bacterias Vibrio fischeri y de algas unicelulares Pyrocystis fusiformis, para configurar dispositivos bioluminiscentes, en función de los resultados obtenidos en laboratorio.

 

Así, se identifica y se propone solucionar por una parte el inconveniente que significa el consumo de energía eléctrica para producir luz, y por otra el problema de la generación de residuos derivados de la fabricación de lámparas y luminarias artificiales. “Esta invención propone soluciones a estos problemas mediante el aprovechamiento de las propiedades bioluminiscentes de estos micro-organismos, dispuestos adecuadamente en dispositivos de iluminación biodegradables”, explica Eduardo Mayoral, investigador responsable de la patente junto con Isabel González Díez, investigadora del grupo Mineralogía Aplicada. “Estos microorganismos no tienen a día de hoy la capacidad lumínica que pueda tener una farola, pero crecidos en un medio de cultivo rico en nutrientes e implementados en una geometría adecuada para su uso, funcionan muy bien para señalizar o iluminar espacios naturales, ya que en ellos no hay mucha contaminación lumínica, estos dispositivos bioluminiscentes no generan ningún tipo de residuo y son 100% reabsorbibles por el medio”.

 

El trabajo de este investigador, desarrollado entre la Universidad de Columbia (Nueva York) y la Facultad de Química de la Universidad de Sevilla, ha dado lugar a dos patentes: una para el procedimiento de cultivo y dispositivos derivados del trabajo realizado con las bacterias Vibrio fischeri y otra para el realizado con las algas unicelulares Pyrocystis fusiformis. En ambas se reivindica el procedimiento de cultivo de cada uno de estos micro-organismos bioluminiscentes, su uso para la obtención de los dispositivos de iluminación ambiental y señalización, y los dispositivos bioluminiscentes de iluminación ambiental sin consumo eléctrico diseñados para albergar a los micro-organismos.

 

Imagen de la noticia

Fuente: 
Secretariado de Transferencia de Conocimiento y Emprendimiento

Noticias en portada

Síguenos en...

Facebook Twitter YoutubeFlickr Linkedin Instagram RSS