Buscar
Universidad de Sevilla

Carmen Alcalde hace historia en la US

Carmen tiene muchos buenos recuerdos de sus años en la US, desde que en 1989 se incorporó a la unidad de limpieza en la Facultad de Medicina. Pero el que guarda con mayor emoción es la despedida de sus compañeros su último día de trabajo. Una muestra de afecto que la cogió desprevenida justo el día que empezaba otro gran reto: la jubilación.

El anecdotario de Carmen en inagotable, pero entre sus recuerdos favoritos está el día  que no quiso abrirle la puerta de su despacho a Javier Pérez Royo, entonces Rector, porque no lo conocía en persona, “es que iba en pantalón corto. ¿Cómo iba yo a imaginar que era el Rector si nunca lo había visto?”

 

Llegó al Rectorado en 1990 como técnico auxiliar de Conserjería. Entre sus hazañas destaca haber conseguido, durante el mandato de Juan Ramón Medina Precioso, que las mujeres puedan salir de maceros. Con las 12.500 pesetas que cobró le compró a su hijo sus primeras botas de fútbol.

 

También recuerda cuando le regaló a Rigoberta Menchú su broche de la Fama al ver que ella lo miraba con admiración  y confiesa con pena “cuando hicieron las pruebas para la película Carmen y a mí me echaron para atrás porque tengo los ojos claros. Y eso que yo tenía el pelo largo para esconderme el tabaco. Yo lo hubiera hecho mucho mejor que Paz Vega”.
 

Esta información está disponible en el número 41 de la Revista US.

Noticias en portada

Síguenos en...

Facebook Twitter Youtube Google+ Flickr Linkedin Instagram RSS