Buscar
Universidad de Sevilla

La empresa familiar supone la columna vertebral de la economía andaluza

14/01/2016
Las empresas familiares constituyen la columna vertebral de la economía de Andalucía, ya que forman el 81% de las corporaciones en la comunidad (el porcentaje alcanza 90% si se incluyen las de menos de tres trabajadores), según se desprende del estudio ‘La empresa familiar en Andalucía’, realizado con la colaboración de las ocho cátedras de empresa familiar de las universidades andaluzas.

Este trabajo, presentado hoy en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla, refleja que cuatro de cada cinco empresas andaluzas son familiares. La distribución provincial es bastante homogénea y los porcentajes varían entre el 76,8% de Granada y el 93,3% de Córdoba.


Además, las empresas familiares son mayoritarias en todos los sectores, con mayor presencia en la industria (85,7%) y menor en el sector primario (69,2%). También se deduce del estudio que son más longevas, con una antigüedad media de 31,7 años frente a los 26,3 del resto de corporaciones.


Otro dato destacable es que la empresa familiar andaluza presenta un alto grado de control sobre la propiedad; en el 84% de los casos, la familia es el titular del 100% del capital y sólo el 18,5% tiene algún accionista o partícipe no familiar.


Sin embargo, de los aspectos negativos que señala el informe se puede destacar que las directivos de las empresa familiares tienen menos preparación (la mitad de ellos no posee estudios universitarios) y eso se traduce en una menor profesionalización. Uno de los ejemplos es que menos del 10% tiene un protocolo que ordene la relación familia-empresa.


También es destacable que el papel de la mujer en este tipo de empresas es mayor que en las demás. Los datos reflejan que su presencia alcanza el 25%, un porcentaje superior que el de las empresas no familiares.


La muestra de la encuesta ha sido de 546 empresas andaluzas (familiares y no familiares) y la base de datos utilizada ha sido el Sistema de Análisis de Balances Ibéricos (SABI), con empresas andaluzas de tres o más empleados y que han tenido actividad entre 2004 y 2011. Para la consideración de empresa familiar se han utilizado tres criterios: propiedad de la empresa controlada por una o varias familias, miembros de la familia que participan en los órganos de gobierno y deseo de continuidad a lo largo del tiempo (relevo generacional).

 

Imagen de la noticia

 

Fuente: 
Dirección de Comunicación

Noticias en portada

Síguenos en...

Facebook Twitter Youtube Google+ Flickr Linkedin Instagram RSS