Buscar
Universidad de Sevilla

Investigadores de la Universidad de Sevilla desarrollan un dispositivo para la aplicación de fitosanitarios con drones

15/02/2017
El prototipo presentado podría adaptarse a distintos modelos de dron y permite utilizar diferentes boquillas pulverizadoras en función del tipo de producto a tratar

Un equipo de investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la Universidad de Sevilla, liderados por el profesor Manuel Pérez Ruiz, ha desarrollado un dispositivo para la aplicación precisa de productos fitosanitarios mediante el uso de drones (o RPAS). El objetivo de este pulverizador es servir como plataforma para el estudio de los drones como herramientas para labores de aplicación de agroquímicos, frente a los métodos tradicionales. También debe servir para establecer unos protocolos de uso y buenas prácticas para estos sistemas, que garanticen la seguridad tanto del personal implicado en su operación como del entorno en el que trabajan.

El equipo ha sido diseñado y construido como parte de las actividades paralelas del curso 'Manejo de Drones Aplicados a la Agricultura de Precisión' organizado por el Centro de Formación Permanente de la Universidad de Sevilla, que en esta su segunda edición, cuenta con la colaboración de la empresa Dow AgroSciences.

El prototipo, bautizado como ATHOS (Aerial Treatment for High Orchard Spraying), fue presentado durante una jornada teórico-práctica incluida en el programa del curso. Los alumnos, todos ellos profesionales del sector fitosanitario, mostraron sus impresiones sobre el dispositivo, lo que “aporta una información muy valiosa para adaptar el equipo a las necesidades reales de los profesionales del sector y mejorar su diseño” según el profesor Pérez Ruiz.

Este primer prototipo cuenta con un depósito con capacidad para hasta 5 litros, aunque el volumen utilizable se ve limitado por la capacidad de carga del dron sobre el que vaya montado el pulverizador. El conjunto de boquillas es fácilmente intercambiable para adaptarse a las características del producto a aplicar, y el sistema completo (depósito, bomba y boquillas) no sobrepasa los 1.300 gramos de peso en vacío.

El equipo ha sido probado en una serie de vuelos experimentales en condiciones simuladas de trabajo en olivar, donde ha demostrado su viabilidad como plataforma de aplicación montado sobre un octocóptero. El equipo de desarrolladores tiene ya programados nuevos vuelos en otros cultivos, con los que esperan ampliar el campo de conocimiento sobre esta tecnología y establecer nuevos escenarios de uso para el ATHOS.

Con la presentación de este prototipo, la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de Sevilla afianza su posicionamiento como uno de los centros de referencia en el estudio de las aplicaciones de los drones en la agricultura de precisión. Durante los últimos años, los investigadores de la ETSIA han sido reconocidos por algunos de sus trabajos relacionados con el uso agrícola de estos vehículos, y han participado en proyectos europeos pioneros en la aplicación inteligente de insumos.

Actualmente, la ETSIA apuesta por ofrecer una oferta formativa específica y de calidad sobre drones y agricultura. La Escuela ha acogido ya tres cursos relacionados con esta temática a través del Centro de Formación Permanente que se complementan con charlas y ponencias en foros de diversa naturaleza, destinadas a divulgar esta tecnología entre los profesionales de la agricultura.

Fuente: 
Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica

Noticias en portada