Buscar
Universidad de Sevilla

Comunicado de la US sobre el archivo de la denuncia del COAS a Antonio Ramírez de Arellano

14/06/2016
La Universidad de Sevilla ha tenido conocimiento del Auto de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por el que se archivan las Diligencias Previas incoadas a Antonio Ramírez de Arellano, al entender el tribunal que “no existen indicios suficientes" de los delitos de prevaricación y falsificación de los que fue acusado.

La Universidad no puede por más que mostrar su satisfacción porque finalmente las acusaciones del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla (COAS) al que fue su vicerrector y a la Institución en sí hayan sido archivadas.

Queda demostrado que, una vez que la Sala ha podido analizar la documentación aportada por la Universidad, así como las declaraciones testificales de las personas que tenían conocimiento directo de la tramitación administrativa, ha tomado conocimiento de la realidad de los hechos, que no se corresponden en absoluto con la versión interesada de los mismos que vertió en su denuncia el COAS.

Este auto está relacionado con la adjudicación de contratos de las obras del Centro de Transferencia e Investigación de la US (CENTRIUS),  que se construye en la Isla de la Cartuja. La Universidad de Sevilla se felicita de que por décima vez la Justicia le dé la razón frente a la actuación sistemática del COAS en los tribunales; en este caso cerrando la vía penal, tal y como ha ocurrido en la totalidad de los expedientes contencioso-administrativos interpuestos en relación con la construcción del CENTRIUS. Sólo queda uno pendiente de posible apelación.

La denuncia ha tenido el mismo destino que el resto de intentos del COAS de poner en duda la profesionalidad del trabajo de la Universidad. El COAS ha pretendido causar un grave daño a la honorabilidad de las personas que trabajan en la Universidad y a la Universidad misma. Procede ahora manifestar que esta institución nunca dudó de la legalidad de sus actuaciones, en este caso y en todos los supuestos de tramitación que son de su responsabilidad.

La Universidad de Sevilla estudiará ahora la procedencia de iniciar la acción judicial que proceda contra el COAS dada la manifiesta temeridad de su denuncia, así como para reclamar el resarcimiento de los daños y perjuicios causados a la institución y las personas que prestan o han prestado servicio en la misma y cuya honorabilidad se ha puesto en duda.

 

Fuente: 
Dirección de Comunicación

Noticias en portada