Buscar
Universidad de Sevilla

Antonio Bonet Correa, investido Doctor Honoris Causa por la US

18/05/2017
El historiador y académico ha sido investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Sevilla acompañado por familiares, amigos y muchos de sus alumnos y compañeros de los años en los que ejerció la cátedra de Historia del Arte Hispanoamericana, los cuales son ya catedráticos de esta universidad.

Pocas veces se ha visto en el Paraninfo de la Universidad de Sevilla una presencia tan significativa de catedráticos y docentes como la que ha acompañado al historiados y académico Antonio Bonet Correa en su investidura como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Sevilla. Bonet ha sido investido al calor de familiares y algunos  alumnos y compañeros de los años en los que ejerció la cátedra de Historia del Arte Hispanoamericana, los cuales son ya catedráticos de esta universidad, como Alfredo Morales, Enrique Valdivieso y  Pilar León, entre otros. También estaban en la sala amigos y artistas de su época vivida en Sevilla, Como Carmen Laffón y Víctor Pérez Escolano.  

La  propuesta de la Investidura procede del Departamento de Historia del Arte de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Sevilla. Actuó de Padrino del Doctorando el catedrático de Historia del Arte Alfredo J. Morales  quien en su laudatio realizó un recorrido por la trayectoria profesional y y personal de Antonio Bonet, y puso de relieve “los méritos de quien ha dedicado su vida al estudio del arte y a disfrutar con el mismo, sino que quiere dar testimonio de su capacidad para transmitir a numerosas generaciones de estudiantes e historiadores del arte su entusiasmo por la investigación, su apertura de miras en el campo de la historiografía artística, su permanente curiosidad por cuanto le rodea, su categoría moral, su extraordinaria generosidad intelectual, su envidiable vitalidad”.  A continuación expresó el profesor Morales que con esta investidura se establece un nuevo nexo de unión entre el gran maestro y la universidad en la que ejerció su labor docente e investigadora: “Que su ejemplo, su lucidez y humanidad, su jovialidad, su infinita curiosidad, su capacidad para conversar de todo y con todos sin marcar artificiales distancias nos sirvan de estímulo, especialmente a los más jóvenes, a fin de alcanzar esa vida plena, dedicada al estudio y al disfrute del arte”

A continuación Antonio Bonet fue investido  Doctor Honoris Causa en un acto donde, según marca el protocolo, el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Angel Castro, realizó el tradicional rito de entrega de las insignias: el Libro de la Ciencia, símbolo de la sabiduría (que ha recibido de sus maestros y que ahora le corresponde cultivar y difundir); la medalla, símbolo del corazón (que se ennoblece con el Magisterio que se le confiere);  el birrete laureado, distintivo del Magisterio (como corona de estudios y merecimientos); el anillo, que la Antigüedad entregaba como emblema del privilegio de firmar y sellas dictámenes y consultas); y los guantes, símbolo de la pureza y alta categoría.

El Doctorando Antonio Bonet, tras agradecer a la Universidad de Sevilla la concesión del título, centró su vinculación con esta institución en la figura de Diego Angulo Íñiguez, primer catedrático de Arte Hispanoamericano de España, quien le animó a realizar la oposición para cubrir la cátedra de Historia del Arte Hispanoamericano de la Universidad de Sevilla. En su recuerdo por los años vividos con su familia en la capital andaluza resaltó que siempre consideró “un servicio indispensable procurar iniciar a los estudiantes más jóvenes en el entusiasmo por el arte”. Del claustro sevillano destacó en su recuerdo las figuras de, entre otros, Francisco Morales Padrón, Sancho Corbacho, Antonio Blanco Freijeiro y Concepción García Gainza.

Considera Bonet de gran importancia, en su interés y crecimiento en el arte contemporáneo, su contacto en aquellos años con artistas como Carmen Laffón, José Soto, Gerardo Delgado o José Ramón Sierra, y especialmente la presencia en la ciudad de Fernando Zóbel.  En el campo editorial hizo también referencia a la puesta en marcha del primer suplemente cultural del diario El Correo de Andalucía titulado ‘El Correo de las Artes’, bajo la supervisión de José María Javierre, y desde el punto de vista institucional realizó un breve recorrido de su periodo como director del Museo de Bellas Artes. También dedicó una palabras al que denomina ‘el maestro de los historiadores’ Don Ramón Carande, y al descubrimiento aquellos añosde Biblioteca  del Laboratorio de Arte y sus “volúmenes raros y de diferentes formatos”.

Finalmente el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, manifestó que “incorporar hoy a nuestro admirado Profesor al cuerpo de doctores es incorporar la inteligencia, el conocimiento y la excelencia a nuestro quehacer diario y es tener un referente para el avance cotidiano de nuestra Institución”. Añadío el Rector que en el espacio americanista este es un momento de especial relevancia para la Universidad de Sevilla ya que firmará el próximo día 7 de junio “el acuerdo con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y con la Universidad Pablo de Olavide para la creación del Centro Mixto en la Escuela de Estudios Hispanoamericanos” .

Tras la interpretación del “Gaudeamus Igitur” por el Coro de la Universidad de Sevilla, se dio por terminado el acto.

 

 

 

Fuente: 
Dirección de Comunicación

Noticias en portada