Buscar
Universidad de Sevilla

'Un estudio en la calle Conde Ybarra', homenaje a Pepe Soto en el CICUS

14/02/2018
La exposición "Un estudio en la calle Conde Ybarra", que la Universidad de Sevilla acoge en el CICUS hasta el 5 de abril, rememora la obra y la figura de Pepe Soto señalando algunas claves de su obra. Para ello evoca el espacio de trabajo y debate que Pepe Soto compartía con Carmen Laffón y Fernando Zóbel, tres referentes de la pintura de nuestro país en la segunda mitad del siglo pasado.

Después del fallecimiento del artista Pepe Soto en agosto de 2016,  esta exposición rememora y usa como punto de partida el tiempo que los tres coincidieron  en el estudio situado en la calle Conde de Ibarra, donde se produjeron unas interrelaciones que marcaron en gran medida su evolución estilística, sobre todo de Pepe y Carmen. En esta muestra se exponen obras producidas en aquella época y otras actuales.

Comisariada por Juan Bosco Díaz Urmeneta y Pepe Barragán, incluye piezas, antiguas y recientes, de Pepe Soto, pinturas y dibujos de Fernando Zóbel y la obra más reciente de Carmen Laffón. Según manifiesta el propio Bosco, "No es una exposición exhaustiva. Sólo pretende dar pistas que tal vez sirvan de estímulo a alguna investigación"

En el recorrido de estas quince obras se representa la influencia de Fernando Zóbel en la generación de pintores sevillanos. "Zóbel llega a España en los primeros años sesenta, vive en Madrid y crea el Museo de Arte Abstracto de Cuenca, inaugurado en 1966, pero también descubre Sevilla. En sus frecuentes estancias en esta ciudad, trabaja en el estudio que Carmen Laffón tenía en la calle Conde Ybarra. Allí también solía pintar Pepe Soto. Zóbel, gran conversador, habla de pintura, tradicional y moderna, y también de la abstracción de los pintores neoyorquinos, Rothko, Still o Newman. Lo hace comentando libros y revistas de arte que solían ser compañeros."

"Así descubre Pepe Soto la abstracción. Comenzó a trabajarla desde entonces de modo muy personal. Tal vez la huella de aquellos análisis de Zóbel también se rastreen en los paisajes del Coto Doñana que Laffón comenzaría años después. Porque aquel estudio fue orientador para autores como Gerardo Delgado y José Ramón Sierra, entonces estudiantes de arquitectura -lo frecuentaban atraídos por las opiniones de Zóbel- y también lugar de referencia para personas vinculadas al arte y la cultura, o tocadas por la inquietud política, que por una u otra razón visitaban Sevilla. El estudio fue, en suma, un pequeño enclave de libertad."

La colección de Arte contemporánea de la US cuenta con dos obras de estos autores. El cuadro Bodegón con libros” de Carmen Laffon se adquirió en 2011 al recibir la autora, Premio Nacional de Artes Plásticas en 1982 y académica de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde 1998, el I Premio de Cultura de la US.  La obra es un homenaje a la Universidad de Sevilla. José Soto es el autor esEspacio horizontal azul y negro, un óleo sobre lienzo adquirido en 2012. Estilísticamente esta obra presenta influencias de la corriente neoyorquina de finales de los años 50 del siglo XX, conocida como "Color Field painting" -Pintura de campos de color- que no es más que una variante del expresionismo abstracto. Más concretamente, se inspira en la pintura de Barnett Newman.

 

El pintor Pepe Soto es una figura fundamental en la historia del arte de Andalucía y de Sevilla en particular. Su obra es muy reconocida y forma parte de la generación de artistas que creó escuela en la Sevilla de los 60 y 70. Nacido en Sevilla en 1934, cursó estudios de Bellas Artes y viajó a París en el año 1958. Coetáneo de Carmen Laffón o Luis Gordillo, el mismo Zobel declararía que la figura de Soto era fundamental para el desarrollo del arte en esta ciudad.  Se dio a conocer a nivel nacional a principios de los 70, en exposiciones como la colectiva «Nueve pintores de Sevilla», realizada por Juana de Aizpuru y que pudo verse también en la mítica galería de Juana Mordó en Madrid. La exposición anunciaba la fuerza de una nueva escena artística sevillana de la que Soto era especial protagonista. Pero en 1975 abandonó la pintura de forma repentina a la que no volvió hasta bien entrado el siglo XXI.

En el 2012 el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo acoge la exposición «Campos de color»  con obras de Pepe SOto, comisariada por Luisa López y Juan Bosco Díaz de Urmeneta. Esta muestra recorre la obra del artista desde el año 1969 . La exposición sirvió además para recuperar buena parte de la obra de Soto que estaba dispersa por colecciones privadas y públicas.

Fernando Zóbel

Nacido en el seno de una de las familias más influyentes de Filipinas, Familia Zóbel de Ayala, se dedicó fundamentalmente a la pintura abstracta, se licenció en Filosofía y Letras, Magna Cum Laude por la Universidad de Harvard, con un estudio sobre García Lorca. En esta época se interesa cada vez más por la pintura, y de hecho comienza a pintar ya en 1942, cuando por una lesión de columna queda inmovilizado durante algún tiempo. Su primera exposición tuvo lugar en Boston en 1951, y a continuación, expuso en Manila en 1952. Una de las principales influencias artísticas de ese periodo fue Mark Rothko, así como la fotografía y sus casi infinitas posibilidades. En el año 1955 vuelve a España, y conoce a los artistas en vanguardia de la época: Luis Feito, Antonio Lorenzo, Gerardo Rueda, Manuel Millares, Eusebio Sempere, Antonio Saura, Bonifacio Alfonso ... No obstante, sigue viviendo en Filipinas.

A partir de los años sesenta del siglo XX comienza una evolución como pintor abstracto, desarrollando un estilo característico, en el que sin duda la caligrafía china representa uno de los influjos más evidentes. En 1966 funda el Museo de Arte Abstracto Español, en las Casas Colgadas, el lugar más emblemático de Cuenca, colaborando en el diseño de este museo, los pintores Gerardo Rueda, Gustavo Torner, Manuel Millares, Antonio Lorenzo, Sempere, Antonio Saura, Martin Chirino, Bonifacio Alfonso, Luis Feito, etc. Lo que se denomina Grupo de Cuenca.

El prestigio como pintor de Fernando Zóbel es inmenso, y sus obras cuelgan en los museos más importantes del mundo. Participó en más de 150 exposiciones colectivas, y más de 40 individuales. En 1960 funda en Manila la Galería de arte Ateneo, Ateneo Art Gallery, donando todas sus obras y las de sus compañeros filipinos.

Carmen Laffón

Pintora, escultora, profesora y académica. Nació en Sevilla en 1934. Premio Nacional de Artes Plásticas, académica de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En 2013 ha sido galardonada como "Hija Predilecta de Andalucía".

Se formó inicialmente con Manuel González Santos que ya había sido profesor de dibujo de su padre, el cual le aconsejó fuera matriculada en la Escuela de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, en la que ingresó con sólo quince años de edad. Posteriormente se trasladó a Madrid para continuar su formación en la Real escuela de Bellas Artes de San Fernando, donde coincidiría con Antonio López, Lucio Muñoz y Amalia Avia,  y con los que entabló una gran amistad.

En 1954 hizo su viaje de fin de estudios a París, donde conoció y quedó gratamente impresionada con las obras de  Mark Rothko y  Marc Chagall. En 1955, gracias a una beca del Ministerio de Educación viaja a Roma, más tarde lo hace a Viena y Holanda. Entre 1960 y 1962 residió en Madrid. En 1961 conoció a Juana Mordó, quien se interesó por su obra y le consiguió un contrato con la Galería Biosca. Su relación con Juana Mordó continuaría cuando ésta montó su propia galería. El grupo de artistas que trabajaba para Mordó contaba con los nombres más importantes de la pintura española de ese momento; entre otros se encontraban Manuel Millares, Antonio Saura, Rafael Canogar, Lucio Muñoz, Eusebio Sempere, Manuel Hernandez Mompó, Pablo Palazuelo, Gustavo Torner, Fernando Zóbel y Antonio López, este último, el único figurativo de todos.

En 1967 se creó la Escuela “El taller”, en la que junto a Teresa Duclós y José Soto, inició su actividad docente en la pintura, actividad que tras un paréntesis, retoma en 1975, al lograr la Cátedra de Dibujo del Natural en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, en la que permaneció hasta 1981.

Su obra, realizada principalmente con las técnicas del carboncillo, el pastel y el óleo, sus temas, de forma muy especial el paisaje, además del retrato, la naturaleza muerta, los objetos cotidianos. Sus cuadros del Coto de Doñana son un verdadero prodigio de depuración estilística y de intensidad estética. Desde la década de 1990 trabaja con gran brillantez la escultura.

 

Fuente: 
Dirección de Comunicación
Área: 

Noticias en portada

Síguenos en...

Facebook Twitter Youtube Google+ Flickr Linkedin Instagram RSS