Buscar
Universidad de Sevilla

LIDEP propone mejoras para la lucha contra el calentamiento global

03/02/2016
El Laboratorio de Ideas de Ecología Política (LIDEP), constituido por universitarios de la Universidad de Sevilla, analiza el Anteproyecto de Ley Andaluza de Cambio Climático y propone 50 mejoras, que presentará a los grupos parlamentarios, para que Andalucía lidere la lucha contra el calentamiento global.

La Consejería de Medio Ambiente andaluza presentaba en diciembre, coincidiendo con la Cumbre del Clima de París, su anteproyecto de Ley de Cambio Climático. Sin embargo la ley lleva desde octubre de 2014 esperando su tramitación parlamentaria pese a ser la problemática socioambiental más grave que enfrentamos.

 

LIDEP considera que esta ley llega tarde, ya que no ha constituido una prioridad política de los Gobiernos andaluces, como evidencia que País Vasco y Cataluña sean comunidades que se han adelantado en esta materia.

 

Además de tardía, según LIDEP, la ley llega mal planteada. Sus objetivos son poco rigurosos y ambiciosos. En primer lugar, por el hecho de que los Programas Municipales de Cambio Climático tan solo sean obligatorios para los municipios de más de 50.000 habitantes, dejando fuera al 50% de la población andaluza, y lo que es más grave, a municipios de reducido censo pero importantes actividades contaminantes. En segundo lugar, los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero dado que tienen como referencia el 2005, año en plena burbuja inmobiliaria con lo que eso implica en emisión de contaminantes. Una reducción del 40% para 2020 respecto a 2005 es un objetivo perfectamente realizable y auténticamente efectivo.

 

El Cambio Climático puede ser una gran oportunidad para diversificar nuestro tejido productivo potenciando la llamada economía verde de mitigación y adaptación. Algunas medidas en esta línea serían un programa de incentivos a las empresas para sumarse al Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones, producción descentralizada de energías renovables, apostar más por el Plan Andaluz de la Bicicleta y por una Ley Andaluza de Envases, además de propiciar mejoras en la producción para evitar la obsolescencia programada.

 

En materia de sensibilización, la ley adolece de minusvalorar la educación ambiental y de centrar las actividades comunicativas solo a través de las TIC cuando es muy importante llegar directamente a la población a través del sistema educativo. Por último, hacer partícipe a la sociedad es pieza clave para afrontar la lucha contra el calentamiento global. Por ello, es necesario incluir un 60% de científicos en la Oficina Andaluza de Cambio Climático para asegurar su independencia, y crear una Mesa de Agentes Sociales por el Clima.

Fuente: 
LIDEP

Noticias en portada

Síguenos en...

Facebook Twitter YoutubeFlickr Linkedin Instagram RSS